viernes, 6 de junio de 2014

EL COMITÉ JUDICIAL MODÉLICO

Hola amigos y amigas. En esta ocasión, me propongo analizar un comité judicial modélico, a través de un vídeo editado por la Watchtower, y pensado para enseñar a los ancianos como debe ser un comité judicial y como deben actuar en uno. Hago especial hincapié en que el vídeo es un modelo a seguir para los ancianos de las congregaciones.

A partir de aquí voy a elaborar un resumen del vídeo añadiendo además mi opinión sobre el mismo. Este vídeo sirve para mostrar en qué consiste un comité judicial de los Testigos de Jehová. El vídeo ya se ha extinguido de youtube, pero aquí tenéis el link donde visualizarlo o descargarlo para que lo podáis considerar:

Seamos Jueces Perspicaces (Comité Judicial Modelo)

De forma breve, podríamos decir que un comité judicial es un juicio casero de esta religión, que se hace a puerta cerrada y sin testigos. Sólo los ancianos y el acusado (también llamado víctima).

Por lo general un comité suele ser traumático para la víctima, sobretodo si el pecado cometido es de índole sexual. Los ancianos no se conformarán con ver lágrimas y con un relato al por mayor del asunto en cuestión, sino que exigirán al acusado detalles para esclarecer a fondo el asunto y así poder juzgar con total certeza. Esto significa en muchas ocasiones que el acusado tendrá que confesar detalles íntimos y vergonzosos.

Si tras el comité se decide expulsar al acusado, éste no podrá hablar con otros testigos de Jehová. Ni siquiera le podrán saludar. Sólo la familia que conviva con el expulsado podrá hacer trato normal con él. Se anima a la familia lejana a no buscar excusas para ponerse en contacto con el expulsado. Sin embargo que la familia puede "hacer trato normal" con él no es del todo cierto. Sin duda la relación familiar y la convivencia se verán afectadas. Sus familiares testigos le presionarán para que vuelva al grupo y le estarán encima.

RESUMEN DEL VÍDEO:

Minuto 0.00 a 12:00 - El acusado confiesa el pecado

Un joven testigo ha mantenido relaciones sexuales con una chica no-testigo sin estar casados, y lo confiesa a dos ancianos de la congregación. Al parecer la chica ha quedado preñada, pero él insiste en que todo fue culpa de ella, puesto que le sedujo y lo manipuló.

En esta confesión informal, los ancianos son bondadosos y tratan bien al chico. Le encomian por haber tenido el valor de explicarlo, y le dan algunos consejos con la Biblia. Tras esto, al día siguiente los ancianos se encargan de formar un comité judicial contra el chico, así que seleccionan a tres ancianos para llevar a cabo el tan polémico juicio casero.

En la reunión de ancianos se menciona el libro "Pastoreen", libro al que los ancianos acuden en busca de guía para los procesos judiciales del grupo religioso. Los testigos rasos no tienen acceso a éste libro, en muchos casos ni lo conocen.

En él se dictan protocolos específicos para actuar en distintos casos. Dichos protocolos han levantado mucha polémica por como algunos temas son manejados en las congregaciones de los Testigos de Jehová. Para descargar el libro haga click en el enlace inferior.


Finalmente llaman al chico para comunicarle el lugar y la hora de su particular "juicio final". Hasta aquí de momento todo normal. Los ancianos han tratado bien al chico, le han aconsejado. Pero a partir de ahora veremos como se desarrolla el comité judicial. Sigo haciendo hincapié en que el vídeo es de ejemplo para los ancianos de todas las congregaciones del globo terráqueo.


Minuto 12.00 a 20:00 - Primera parte del comité judicial - ablandando al acusado

Observamos a los ancianos preparando de antemano los temas que hablarán con el acusado. Como podemos observar, el comité es a puerta cerrada. Los tres ancianos y el acusado. No se permiten observadores de ninguna clase. Podemos ver que el chico en estos momentos ya está bastante atemorizado, pues sabe que corre riesgo de ser expulsado, y ya hemos visto lo que eso conlleva.

Los ancianos ablandan al chico y le dan confianza para que confiese sin temor. Algunas ideas que se remarcan en el proceso son las siguientes:

- Decir la verdad, responder a todo lo que te pregunten, puesto que su interés es el de ayudarte a restablecer tu relación con Jehová.

- Jehová te perdonará si obedeces en todo lo que te pedimos.

- Se habla de la historia de Ananías y Safira, quienes ocultaron la verdad a los apóstoles y tras eso cayeron muertos de forma fulminante, para hacer énfasis en que tiene que contar toda la verdad y que mentir u ocultar información será un pecado más añadido a la lista.

Tras amedrentar al chico, la confesión empieza. El chico relata de nuevo, esta vez ante tres personas la vergonzosa historia. La actitud del chico es echar balones fuera. Explica que la culpa fue de la chica, que él sólo se dejó llevar y cayó en la trampa. Es una actitud bastante cobarde, pero tengamos en cuenta que es normal intentar minimizar la culpa teniendo en cuenta lo que está en juego para él: ni más ni menos que todas sus relaciones; no podrá hablar con ninguno de sus amigos ni conocidos de la confesión, ni siquiera familiares que no vivan en su propia casa.


Minuto 20.00 a 33:00 - Segunda parte del comité judicial - dando caña al acusado

A partir de este punto los ancianos van cerrando el cerco alrededor del acusado (a partir de ahora llamado víctima). Empiezan a cuestionar su versión de los hechos, y poco a poco se va descubriendo el pastel. 

La presión surte efecto, y el chico empieza a ponerse nervioso. Tras interrogar al chico sobre los detalles íntimos de su aventura sexual, descubren que el chico solo confesó dos meses después de haber tenido la primera relación sexual con la chica, cuando ésta le confesó que estaba embarazada. Además, presionando a la víctima descubren que tuvo más relaciones sexuales, unas dos o tres veces por semana con la chica en cuestión. Tras este panorama, los ancianos incluso pueden echar cálculos. Unas 18-24 fornicaciones con la chica, no está nada mal.

No obstante, se han dado casos reales de comités judiciales en los que a la víctima se le ha preguntado qué posturas ha mantenido, si ha tenido sexo oral o anal, donde y cuando han tenido lugar las relaciones... En algunos casos de abuso sexual, incluso han habido preguntas del tipo: ¿y tu le provocaste de alguna forma? ¿Te llego a producir placer la situación?

Es un bonito detalle que el vídeo de ejemplo no muestre esa clase de preguntas, puesto que esto indica que no son aconsejables, pero al final las preguntas van a depender de cada comité judicial individualmente. Sin embargo es de notar que sí se ha inquirido sobre la frecuencia de dichas relaciones sexuales, en un vídeo de guía para comités judiciales.

En internet se pueden encontrar muchos testimonios de ex-testigos que han pasado por comités por algún asunto sexual, y han sido inquiridos con preguntas íntimas y vergonzosas. Por lo general ésto deja traumatizadas y humilladas a las víctimas del comité (y no es para menos.)

Los ancianos siguen presionando a la víctima, la cual admite en un arrebato de sinceridad "no quiero que me expulsen". Es un sentimiento de lo más comprensible. A partir de este punto viene algo que a mi me sorprende:

Los ancianos le piden al chico que rompa el contacto totalmente con la chica. Es de notar que el vídeo menciona que ha quedado embarazada, y que haciendo gala de madurez y responsabilidad, le ha pedido matrimonio al chico testigo. Sin embargo al parecer, los ancianos no consideran que casarse y desempeñar la tarea de padre con responsabilidad sea prioritario. Según se entiende, cortar el contacto con la chica será condición sine qua non para ser perdonado por Jehová y readmitido tras una hipotética expulsión.

Después de todo el mal trago que le han hecho pasar al chico, uno de los ancianos pregunta tan fresco: "¿Hay alguna otra cosa que quieras contarnos?". El chico responde en un arrebato de sinceridad: "No, probablemente ya dije demasiado". Y así es, desde el minuto en que confesó su pecado a estos señores ya dijo demasiado.

Un lector ingenuo podría creer que tras esta dura confesión, la humillación del chico y las lágrimas derramadas, los ancianos se apiadarán de él y le perdonarán, puesto que Jehová es rápido para el perdón y lento para la cólera. Es cierto que el chico trató de ocultar detalles, pero ¿quien no lo haría en su situación? Nadie tendría que ser obligado a explicar con tanto detalle algo tan íntimo, mucho menos so pena de expulsión. Veamos como sigue:


Minuto 33.00 a 42:00 - Deliberación de los ancianos

Ahora la víctima del comité sale fuera, y los ancianos deliberan entre sí.

El primer anciano muestra una opinión bastante tolerante y aceptable: "Él siempre ha sido un buen muchacho, me parece que son cosas de la edad, y que ya superará esta crisis. Parece estar verdaderamente destrozado, nunca lo había visto llorando."

Pero los llantos, al parecer no son suficiente. El anciano se sigue apiadando de la víctima, sin embargo el anciano presidente toma el control de la situación, y explica con el libro "Pastoreen" que las lágrimas no valen. El chico no mencionó a Jehová, no estaba pensando en Jehová, sino en salvar el pellejo. Esto demuestra que su arrepentimiento no es sincero.

Haciendo un inciso, a mi me parece comprensible que el chico esté cagado de miedo, y que durante todo éste traumático juicio casero se le haya olvidado mencionar a Jehová o su relación con Él. Pero parece que para los ancianos esto es un claro indicativo de falta de arrepentimiento.

El anciano presidente va convenciendo a los otros dos, hasta que deciden entre los tres expulsar al chico. Tiene que ser expulsado, porqué trató de ocultar algunos detalles íntimos sobre sus relaciones sexuales, y al parecer no mostró suficiente arrepentimiento.

Por último, elaboran la receta para que el chico pueda ser readmitido en los Testigos de Jehová (el único modo posible de que sus amigos y conocidos vuelvan a dirigirle la palabra y de que su vida familiar vuelva a la normalidad). A saber:

- Estudio personal y asistencia constante a las reuniones.

- Que se prepare las reuniones "como si pudiera comentar". (La expulsión también significa que no puede hablar con nadie ni comentar durante las reuniones).

- Puede hablar para pedir publicaciones en el mostrador. (Un acto de amor cristiano de parte de los ancianos).

En esta parte no se menciona, pero tras haber visto su recomendación de que cese el contacto con la chica de inmediato, pienso que para ser readmitido también tendrá que dejar de tener cualquier tipo de contacto con la chica. Para ellos casarse con una persona no-testigo es algo malo.

Es presumible que a partir de éste punto el chico presionará a la chica para que se haga testigo de Jehová. Si ésta no lo hace, su relación (en caso de casarse y que la relación prosiga) se verá afectada y tendrá problemas constantes a causa del tema.

Por último hablan de comentarle al chico víctima del comité que puede apelar antes de siete días. Pero como recalca el anciano, se tendrá que formar otro comité, que "tendrá que volver a oír el asunto". En éste punto le hago una pregunta al lector: Después de analizar ésta entrada, ¿cuántos testigos cree que estarán dispuestos a pasar de nuevo por éste traumático proceso para apelar una decisión que a todas luces será confirmada por segunda vez?

Aquí termino el vídeo. Espero que lo podáis ver y analizar con detenimiento, y si os apetece, podéis comentar vuestras impresiones, como siempre. Sé que esta vez la entrada ha sido larga, pero espero que haya valido la pena, puesto que un comité judicial es algo digno de un análisis intenso y no merece ser tratado de forma breve.

7 comentarios:

  1. Right has tocado un tema muy sensible. Los TJS le tienen pavor a los comites. Los ancianos tienen credenciales para casi hacer lo que quieran contigo. Al momento de asistir les has dado toda autoridad para acribillarte con preguntas de cualquier calibre mas gruesas que delgadas. Una disidente cuenta que al momento de reunirla para juzgarla por inmoralidad le preguntaron el tipo de ropa interior que uso en aquel momento, color, tipo de material que la componia todo supuestamente para detectar si habia predisposion al pecado. Morbosos es lo que son esos señores. Gracias a Dios no alcance a ser un abuson nombrado por el Espiritu del vinagre.

    El Katire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que es un tema delicado y serio. Yo por suerte no tuve que enfrentar nada de eso, pero la gente que haya tenido que pasar por uno no debe querer ni oír la palabra comité, sobretodo si se juzga algún comportamiento sexual.

      Yo sé de algún caso de terceros donde también han habido preguntas indiscretas como las posturas o el tipo de sexo, pero no voy a explicarlas, precisamente porque son de terceros y no he pedido permiso, y otras tantas experiencias las he visto por la red.

      En fin, el comité es una forma más de explotar al testigo, primero haciéndole creer que si confiesa todo sin dejarse nada y colabora será perdonado, y después usando todo lo que ha confesado para expulsarlo. Es normal que muchos se sientan abusados, violados mentalmente, en estos casos más delicados donde existe una componente sexual. Es triste.

      Precisamente si cuelgo esta entrada es para que los TJ activos estén conscientes de lo que un comité es y de lo que les puede pasar. La idea es que cuanta menos gente tenga que pasar por esto, mejor, y si tienen que pasar por lo menos que no sean confiados con los ancianos y oculten sus detalles y aquello que no quieran contar.

      Eliminar
    2. Si uno no confiesa todo luego remuerde la conciencia si uno se guarda algo el que es testigo de verdad sabe muy bien que la forma de llegar a Jehová son los ancianos son el medio que el dispuso para acrrcarnos a el en estos casos

      Eliminar
  2. Cuando aun era Testigo, muchas veces me preguntaba , por que teníamos que confesar nuestros pecados a los ancianos , a simples hombres imperfectos como nosotros....
    A menudo pensaba que debería ser suficiente con confesárselo a Jehová.
    Porque en esto no hay diferencia con la religión católica.
    He sido católica y me parecía lo mismo.

    Muy buena entrada, RL.... saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pregunta muy pertinente sin duda. Pero te equivocabas, no es lo mismo sino peor. No soy partidario de ningún tipo de confesión ante nadie, mucho menos íntima.

      Pero comparando las dos confesiones: la católica es una confesión cura-fiel, individual, sin contacto visual y sin intimidación aparente. El cura por lo general no indagará sobre lo que no deseemos contar, se limitará a escuchar, y al final nos perdonará en nombre de Dios.

      En los testigos de Jehová, la confesión es ante tres personas, con contacto visual y con intimidación, puesto que son 3 a 1. Se busca la confesión y se indagará en todo aquello que los ancianos crean necesario para juzgarte. Porque no olvidemos, es un JUICIO CASERO, no un simple CONFESIÓN. Se te anima a confesar y se usa la confesión para juzgarte.

      Sin hablar de que la religión católica no fomenta la culpa por no confesar, al menos en mis años católicos nunca sentí culpa ni nadie me presionó para confesar nada. En los TdJ se te advierte en las publicaciones por activa y por pasiva que ciertas cosas hay que confesarlas a los ancianos sí o sí.

      Repito mi interés no es ensalzar a ninguna religión ni mucho menos, pero en muchos aspectos la religión católica es abierta y bastante tolerante, y eso nadie lo valoraba hasta que nos metimos en una secta.

      Eliminar
  3. Ahora me queda bien claro que son lobos vestidos de ovejas estos del comite judicial,primero tratan bien a la victima para que declare hasta el mas minimo detalle , ofreciendole todo tipo de ayuda y mostrando amor y comprension, y despues lo expulsan causandole un gran dolor y aislandolo de los que mas el quiere, QUEDA MUY CLARO QUE NO SON COMPASIVOS N CRISTIANOS VERDADEROS, SE CREEN DIOS CON LA CAPACIDAD DE JUZGAR ACTOS PRIVADOS Y LEER EL CORAZON DE LAS PERSONAS!!!!!1

    ResponderEliminar
  4. Yo yo estuve en un comité y ha sido la experiencia más humillante e incómoda que jamás pasé en toda mi vida. Y al final me dijeron "esta es la ayuda de Jehová, estás expulsado" qué tipo de ayuda hay en eso me pregunto. Solo me enseñaron que las misericordias de Jehová son mezquinas

    ResponderEliminar